miércoles, 2 de junio de 2010

sonidos interiores

el ensamble del espinal está integrado por músicos de santa rosa (ludmila ayala), trenque lauquen (mario ayala) y toay (fabián racca). se reúnen frecuentemente para compartir un par de días de experimentación musical, improvisación libre, escucha, intercambio de ideas. una amistad alimentada por estas practicas en común, desde hace varios años. las sesiones son extensas en general, tres o cuatro horas de mucha intensidad y concentración, aqui se incluyen un par de momentos musicales de la experiencia del 20-21 de diciembre de 2009. el video está editado como una especie de paisaje sonoro y visual, usando algunas filmaciones de esos dos días, en el patio y la casita de carbono en toay (la pampa-argentina), lugar físico donde funciona la base de actividades del carbonoproyecto.
son muy buenos amigos de melafú. recomendamos hasta el hartazgo su música, producciones y mantenerse atentos a sus proyectos.

2 comentarios:

  1. Gracias melafú!!
    Bien, ya dije algo así, pero repito una vez más:
    me resulta muy interesante esto de que en medio de las montañas de blogs y redes virtuales aparezca una propuesta como melafú, que resista estoicamente la escasa participación de los supuestos destinatarios (entre los cuales me incluyo) y se mantenga actualizado día a día. ese estar ahí, latiendo, emanando, bocanadas de arte, de ideas, conceptos para descubrir, repensar, para tomarnos el trabajo...y porque sí, porque seguro es un verdadero placer hacerlo, y porque existe la voluntad, no solo el conocimiento.
    Una referencia (tal vez bizarra u obvia para los entendidos, pero de lo poco que pude rescatar de ahí): Una escena de la película Matrix, en la cual neo entabla otro interminable combate con las infinitas réplicas del agente smith. le preguntan a neo porqué sigue peleando si no tiene ninguna posibilidad de ganar, ellos están en todas partes, y el tipo contesta algo así como Porque quiero, porque es mi voluntad!!
    Esta es la lógica con la que se mueve el carbonoproyecto también, no inspirada en matrix jaja, pero si en el placer de las experiencias que forman parte de una manera de vivir.
    FR

    ResponderEliminar